Wednesday
October 18, 2017
Friday, June 16, 2017

Metas fiscales incompatibles

Esta semana llegó una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para analizar la situación fiscal actual con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, entre otros, pero tal vez ése sea el último de sus problemas. Gracias a los ingresos de 12 dígitos recaudados por el blanqueo fiscal de principios de año (un récord mundial sólo comparable con el caso de Indonesia), el objetivo relativamente poco ambicioso para el déficit fiscal de 2017 — un 4,2% del Producto Bruto Interno — debería ser automáticamente alcanzable, aun con algún que otro derroche electoral. Lo que debería preocupar a Dujovne es la cantidad cada vez mayor de críticas al déficit fiscal y la carga impositiva, dos frentes de presión que serían imposibles de apaciguar a la vez. El déficit fiscal no sólo es criticado por los economistas ortodoxos de la derecha sino también por muchos políticos opositores de la izquierda que no evitan la tentación de destacar la contradicción de un gobierno promercado, incapaz de equilibrar el presupuesto. Pero a la vez, surge un coro cada vez más fuerte del sector privado — la Asociación Empresaria Argentina, la industria automotriz, la Cámara de Comercio de Córdoba y la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana son sólo algunos ejemplos recientes — que insiste en la urgencia de bajar la presión impositiva para que la economía argentina tenga la posibilidad de competir.

Las críticas serían mucho más constructivas si abordaran los dos problemas en simultáneo, pero ninguna lo hace. Aquellos que reducirían el déficit tienen suficientes problemas para proponer recortes de gastos (que nunca incluyen los multiples subsidios a las empresas) sin complicarse aun más con una reducción de ingresos. Y aquellos que instan exenciones impositivas nunca explican cómo sería fiscalmente responsable con los niveles actuales del déficit. Hasta ahora, el gobierno de Mauricio Macri ha salido del paso con un endeudamiento de alrededor de 46.000 millones de dólares, por lejos la deuda que más aumentó en los mercados emergentes (entre los cuales, dicho sea de paso, la Argentina aún no se incluye oficialmente, aunque esto podría cambiar la semana que viene), pero con un aumento desde el 43,5 al 54,8% del PBI en tan sólo un año, la estrategia sería sostenible a lo sumo hasta el final de esta década. Si el FMI permanece fiel a sus estrictas tradiciones monetaristas, su misión actual en el país sería la de instar a Dujovne a alcanzar una solvencia mayor y a demostrar más cautela a la hora de endeudarse. Sin embargo, al igual que las demás críticas, el consejo sería incompleto si no se viera acompañado por un análisis sobre cómo cerrar la brecha fiscal sin aumentar los impuestos y las tarifas de los servicios públicos para el sector privado.

Ante las visitas continuas que incluyen desde la demócratacristiana alemana Angela Merkel la semana pasada hasta el socialista portugués Antonio Costa ésta, Macri tal vez parezca estar asombrando al mundo, pero la gestión en blanco y negro deja mucho que desear.

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5055 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5343955 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA - Director Perdiodístico: Ricardo Daloia
Grupo Indalo