Thursday
October 19, 2017
Friday, April 21, 2017

¿Quién juzga al juez?

El enfrentamiento de la singular diputada Elisa Carrió con el presidente de la Corte Suprema de la Nación Ricardo Lorenzetti se ha convertido en algo más que un chisme a la hora del almuerzo con Mirtha Legrand, ahora que el alto magistrado ha decidido contestar con un juicio por daños y perjuicios. Hasta el momento, la actitud de sus colegas en la coalición Cambiemos ha sido muy similar a la del monarca prusiano Federico el Grande cuando el déspota benévolo decidió aceptar la libertad de prensa: “Podrán decir lo que quieran mientras yo pueda hacer lo que quiera”. Carrió es tolerada como una voz de la conciencia según la idea de que “en este mundo tiene que haber de todo”, pero mientras tanto, la normalidad no se ha visto alterada. Sin embargo, tanto esta actitud como la compulsión de Carrió por ser un tiro al aire llegaron a un límite en el caso de Lorenzetti. Las acusaciones de corrupción de la diputada contra esta piedra angular de la jurisprudencia constituyen un grave conflicto institucional que no puede quedar en el aire sino que debe ser seriamente investigado.

No significa que Carrió tenga automáticamente la razón ni que la actitud cauta del gobierno de Mauricio Macri hacia su imprevisible aliada sea totalmente equivocada. El tono moralista que acompaña las denuncias altisonantes de Carrió es siempre impecable, pero parece haber ciertas preferencias entre los objetivos que selecciona. Su proceso puede ser curiosamente selectivo y no siempre tan neutral como podría parecer. Sin embargo, aun siendo tan azarosa, Carrió cumple un rol vital en el gobierno de Macri (que se inclina más bien por sus ventajas electorales que las éticas o institucionales). El presidente Macri se ha comprometido a defenderla ante la contraofensiva de Lorenzetti sin llegar a patrocinar su ofensiva contra el alto magistrado. Lorenzetti tampoco es tan inmune a las sospechas como lo podría sugerir el intenso proceso de investigación en el Senado a la hora de su nominación (en los primeros años del kirchnerismo, cuando el entusiasmo por la integridad institucional estaba en su punto más alto). Fueron especialmente sospechosos los atrasos en torno al retiro de su biografía no oficial, El Señor de la Corte, de las librerías a fines de febrero debido a “problemas de impresión”; una frase cuyo doble sentido fortuito tal vez explique mejor lo sucedido que el motivo alegado (este diario estuvo a punto de hallarse en la curiosa posición de hacer la crítica de un libro que no estaba a la venta).

En suma, el asunto ha ido más allá de un duelo verbal entre francotiradores debido al peso institucional de los involucrados. Estas acusaciones de corrupción deben ser plenamente investigadas con todos los riesgos que ello implica para la credibilidad de uno u otro.

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5055 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5343955 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA - Director Perdiodístico: Ricardo Daloia
Grupo Indalo