Friday
April 28, 2017
Friday, April 7, 2017

Un golpe a la libertad de expresión

Entre las marchas sorpresivemente exitosas a favor del gobierno y el paro general de ayer, con el procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner en el medio, con cargos un tanto más graves que los de su juicio anterior por el dólar futuro, pocos se fijarían en una causa judicial menor de calumnias, pero las consecuencias del fallo son potencialmente alarmantes para la libertad de expresión. Dos miembros de la Cámara Civil ratificaron el fallo de la jueza Patricia Barbieri que ordena una multa de 70.000 pesos a la revista satírica Barcelona por afectar el honor de Cecilia Pando, aquella incansable defensora del terrorismo de Estado. Esa suma (no mucho más que los ocho salarios mínimos necesarios para acceder al último plan de créditos hipotecarios del gobierno) podrá parecer una nimiedad, pero en el universo precario de los medios hoy en día, podría ser casi fatal para la publicación.

En este caso, existe la fuerte tentación de culpar a la demandante, Pando, fuente de incontables opiniones profundamente ofensivas para la gran mayoría de la sociedad. Pero si se le negara el derecho a expresarse o hasta de reclamar a la Justicia, sólo se amenazaría a la libre expresión desde otro ángulo; perversamente, esto reivindicaría más que nada su crítica del orden democrático y negaría los avances de las últimas tres décadas. Sin embargo, si Pando tiene derecho a expresar sus opiniones (por lo cual ha pagado el precio de la condena social y la ruina de la carrera militar de su esposo), la revista Barcelona no debería tener menos libertad de expresión para rechazarla a ella y todo lo que representa, con las reglas de su propio estilo. A muchos les podrá parecer ofensivo este estilo, pero también lo es para muchos más la defensa de los crímenes de lesa humanidad por parte de Pando. No obstante, el problema no es Pando sino los jueces que fueron incapaces de entender que su fallo prohíbe efectivamente toda reacción sarcástica contra la defensa de la dictadura (lo cual, por cierto, no puede ser otra cosa más que una “apología del delito”). De hecho, algunas líneas del fallo tales como “titulos que han excedido los límites que le son propios a la prensa” bien podrían haber sido escritas por una dictadura. ¿No es más bien Pando quien “excede los límites” y se pasa de la raya constantemente al ofender los derechos humanos?

El fallo judicial repudia explícitamente la censura previa, pero si su resultado es el de silenciar a Barcelona, de ninguna manera se puede considerar esta presión hacia la autocensura una defensa de la libertad de opinión en la Argentina.

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5041 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5293935 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA
Grupo Indalo