Thursday
July 27, 2017
Friday, February 10, 2017

Tecnocracia vs. Ceocracia

El burócrata argentino ha sido por demasiado tiempo un blanco favorito de la parodia como para rechazar cualquier propuesta seria en favor de la capacitación de los empleados públicos. De hecho, ningún funcionario del gobierno ha demostrado interés en esta idea desde Gustavo Beliz más de un cuarto de siglo atrás. Al lanzar un plan para actualizar el sector, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, sólo está siendo fiel a la misión descripta en el nombre de la cartera que encabeza, como también al objetivo general del presidente Mauricio Macri de llevar a la Argentina al nivel del resto del mundo. Sin embargo, Ibarra se encuentra a la vez en un curso de colisión con otros aspectos de la presidencia macrista. El propio Ibarra (ex ejecutivo de varias empresas del Grupo Macri antes de acompañar al futuro presidente tanto a Boca Juniors como al Gobierno porteño, donde se desempeñó en la misma cartera durante el segundo mandato de Macri como jefe de Gobierno porteño) es típico de un Gabinete repleto de CEO que defiende un concepto de eficiencia completamente opuesto al de los empleados públicos profesionales, más allá de los numerosos conflictos de interés que puedan surgir. ¿Acaso este espíritu empresarial subyacerá en los tantos cursos presenciales y virtuales propuestos por Ibarra para “transformar el Estado”? Además, esta insistencia en los profesionales capacitados no siempre fue evidente durante el primer año del gobierno de Macri; hubo muchos ejemplos de designaciones claramente políticas, a menudo con salarios generosos de 50-70.000 pesos.

Estas designaciones no fueron lo único que precedió a los nuevos criterios que se están adoptando ahora: en los primeros meses de la presidencia de Macri, se eliminaron 20.000 puestos del sector público. El Gobiero sumó alrededor de 6.000 contrataciones nuevas con sueldos generalmente muy superiores, que se justificarán con los cursos de capacitación que se están planificando. ¿Por qué Macri (quien ya había tenido ocho años en el Ejecutivo porteño para afinar sus ideas sobre la modernización del sector público) esperó hasta hoy para presentar sus planes? Además, aun si las reformas de Ibarra fueran absolutamente acertadas, el plan está lejos de ser integral; del universo total de casi cuatro millones de empleados públicos a escalas nacional, provincial y municipal, se propone enviar unos 85.000 a cursos de capacitación (en contraste con los 26.000 capacitados el año pasado) con una modesta asignación presupuestaria de 60 millones de pesos.

A pesar de estas reservas, aun así saludamos la idea de una modernización de la administración pública. A todos les encanta echarle la culpa de todo a los políticos, pero son muy parecidos en todo el mundo. La falta de una administración pública profesional en este país ha marcado la diferencia que generó muchos de los problemas de la Argentina. Pero este apoyo no puede ser acrítico; “transformar el Estado” no es automáticamente para mejor.

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5054 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5343955 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA - Director Perdiodístico: Ricardo Daloia
Grupo Indalo